PHILIPS ESCOGE EL DÍA DE LA TIERRA PARA PONER A DISPOSICIÓN DEL CONSUMIDOR LA BOMBILLA PREMIO L.

abril 20, 2012

La nueva bombilla usa solo 10 vatios de energía, ahorra más de $165 dólares durante las 30.000 horas de vida útil, y es la opción equivalente a 60 vatios LED más brillante y energéticamente eficiente.

 

SOMERSET, N.J., abril de 2012  – Philips anunció que por primera vez ofrecerá al consumidor, durante el Día de la Tierra, su bombilla LED tecnológicamente más eficiente. Es la respuesta de la compañía al desafío del Gobierno Federal  de los Estados Unidos para desarrollar tecnología de avanzada que apoye la meta de la nación de obtener seguridad e independencia energética, lo que se cumple a través del desarrollo de la bombilla energéticamente más eficiente del mundo. La bombilla LED Premio L de Philips, ganadora del premio Bright Tomorrow Lighting (Premio L) en la competencia del Departamento de Energía de los Estados Unidos., estará disponible esta semana, tanto en tiendas por departamentos de ese país como de venta en línea.

 

“Philips es la primera y la única compañía en cumplir con los estrictos requerimientos  del Premio L para una bombilla que produce más de 900 en flujo luminoso (Lm), con un índice de rendimiento de color (CRI) de 90, y 2.700 de temperatura de color Kelvin, funcionalidad que permite imitar muy de cerca a la bombilla incandescente”, dijo Ed Crawford, GM de Lámparas, Electrónicos de Iluminación y Controles para Philips Iluminación, Norteamérica. “Ya que la nueva bombilla es 83% más eficiente que la tradicional incandescente de 60 vatios, ahora los consumidores pueden disfrutar de una experiencia de ahorro, al poner en uso este producto tecnológicamente avanzado en sus hogares”.

 

Philips ha establecido alianzas con más de 280 compañías de electricidad en Estados Unidos para asegurar descuentos por la compra y uso de la bombilla, y espera que otras 230 compañías se unan a programas como: Cape Light Compact, Efficiency Vermont, Platte River Power Authority (Colorado) y Long Island Power Authority, quienes estarán ofreciendo descuentos (en forma de devoluciones de efectivo) entre $15 – $25 por la compra de la bombilla, disminuyendo el precio de venta a la mínima suma de $25. 

 

“Al apoyar tecnología probada LED como la bombilla de Premio L de Philips, damos a los consumidores una alternativa viable de larga duración en comparación con la iluminación incandescente o CFL”, dijo Briana Kane Gerente Sénior del Programa Residencial de Cape Light Compact en Massachusetts. “Al acercarnos a los meses de verano de mayor consumo energético, ofrecer la posibilidad de reducir la factura de electricidad por las próximas décadas, con simplemente instalar una bombilla LED, representa una propuesta fácil y atractiva”. 

 

El producto ganador de Philips sobresalió a través de rigurosas pruebas de rendimiento de corto y largo alcance, llevadas a cabo por varios laboratorios independientes en diferentes campos de prueba, llevado a cabo por empresas de servicios públicos y otros socios. El producto también mostró excelente desempeño a través de pruebas de rendimiento, en las que al producto se le sometió a condiciones extremas tales como: alta y baja temperatura, humedad, vibración, alto y bajo voltaje, y variaciones de ondas eléctricas distorsionadas.

 

“Sabíamos que era un factor importante para la industria, estimulando la innovación y la adopción como una alternativa de un producto que no ha cambiado por más de un siglo”, dijo Ed Crawford, GM de Lámparas, Electrónicos, Iluminación y Controles para Philips Iluminación, Norteamérica. “Con las bombillas LED, estamos buscando un cambio sistemático en la tendencia de compra del consumidor a la tecnología aplicada a la iluminación, que va de un bien desechable a un bien duradero. Los consumidores ya no están buscando un producto que solo dure seis meses a un año, buscan un producto que sea mucho más eficiente, que los acompañe por décadas”.

 

Si cada bombilla incandescente de 60 vatios en los Estados Unidos se reemplazara por la ganadora del Premio L de 10 vatios, la nación podría ahorrar cerca de 35 Tera vatios por hora de electricidad, el equivalente a 17,5 centrales de energía eléctrica, otUS$3,900 millones de dólares en un año. Más allá de esto, el cambio también evitará emisiones de 20 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono, el equivalente a eliminar unos 4 millones de automóviles de la calle.