Philips cuenta con un sólido sistema de gestión de calidad y siguió nuestros procesos de revisión y análisis para ayudar a identificar y abordar este problema.

 

Los productos se diseñaron de acuerdo y de conformidad con los estándares correspondientes al lanzamiento. A medida que se desarrollan nuevos estándares, se requiere la evaluación de las características del producto según la calidad y los procesos regulatorios. El sistema de gestión de calidad de Philips se actualizó para reflejar estos nuevos requisitos.

 

Sin embargo, si bien se actualizaron las normas, los productos desarrollados con base en el estándar anterior siguen cumpliendo con las regulaciones de dispositivos médicos. La degradación de la espuma y los problemas de emisiones químicas se descubrieron como parte de nuestros procesos del sistema de gestión de calidad y se están corrigiendo de acuerdo con los requisitos regulatorios apropiados.

 

Desde Philips, se cumplió plenamente con los estándares pertinentes para la comercialización del producto.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.