Centro de noticias | México

eICU Command Center
ago 02, 2021

La atención virtual en un mundo post pandémico: tres prioridades clave para los líderes de atención médica

Por Roy Jakobs
Chief Business Leader Connected Care en Philips

Tiempo estimado de lectura: 5-7 minutos

A medida que miramos un mundo post pandémico, los líderes de la industria de la salud se preguntan: ¿cómo transformamos la tecnología a la que recurrimos en tiempos de crisis en soluciones eficientes, sostenibles y seguras que impulsen la atención proactiva y de calidad?

Imagino tres prioridades clave para los líderes de la atención médica a medida que se preparan para la aparición continua de la atención virtual como un estándar de atención: la informática y la integración de datos para brindar atención médica en cualquier lugar; las redes de TI interoperables y seguras; y la adopción de un enfoque de plataforma basado en la nube para la flexibilidad y escalabilidad.

Informática inteligente para impulsar la atención médica en cualquier lugar

 

Durante la pandemia, nuestros clientes en todo el mundo se dieron cuenta de que con las soluciones adecuadas, la atención médica no tiene que estar definida por un lugar, sino por el paciente y su condición. El poder no está en las capacidades de audio o video, sino en la inteligencia que viene con la recopilación, el análisis y la representación de datos para que los médicos los usen.

Los líderes de atención médica están muy enfocados en desarrollar estrategias de atención virtual que van más allá de las visitas de bienestar, explorando la atención al paciente, centrados en la condición y llevada a cabo fuera de un entorno clínico. Nuestro informe Future Health Index 2021, que encuestó a casi 3,000 líderes de atención médica en 14 países, descubrió que los líderes de atención médica esperan que un promedio del 23 % de la atención de rutina todavía tenga lugar fuera de las paredes del hospital dentro de tres años, y la próxima frontera será extender la atención en tiempo real a aquellos con necesidades agudas y manejo de condiciones crónicas.

 

Para los pacientes agudos que tradicionalmente necesitaban admisión en el hospital y requerían recorridos constantes por parte del médico, pronto podrán aprovechar las soluciones conectadas que pueden monitorear estas fases de la atención aguda desde casa, ayudando a liberar a los médicos de la cabecera del paciente. Los artículos personales de grado médico equipados con integración segura de datos pueden ayudar a garantizar que los proveedores se mantengan al tanto y guíen la toma de decisiones segura sobre si un paciente necesita que lo revise el médico o que lo admitan en el hospital. Al adoptar un enfoque de 360 grados para la atención aguda, que monitorea a los pacientes desde la pre-admisión hasta después del alta, los proveedores de atención médica pueden ayudar a mantener a los pacientes en un entorno más cómodo y de menor costo y asignar mejor los recursos de acuerdo con el riesgo.

 

Cuando se trata de manejo de condiciones crónicas, hay una necesidad inmediata de volver a involucrarse con los pacientes con enfermedades crónicas que han diferido la atención durante la pandemia de COVID-19 y activar vías para intervenciones oportunas antes de que los problemas de salud se intensifiquen. Por ejemplo, los pacientes con EPOC pueden utilizar ventiladores conectados que alimentan los datos a una plataforma de software basada en la nube, que mantienen a los equipos de atención informados y capaces de individualizar el apoyo. Los pacientes con sospecha de arritmias cardíacas pueden ser monitoreados continuamente, para detectar arritmias como la fibrilación auricular, de manera oportuna en la comodidad de su propio hogar. Los pacientes pueden permanecer motivados para adherirse a su tratamiento mientras cosechan los beneficios del monitoreo conveniente y pasivo.

Senior with Tablet
La creciente descentralización de la atención viene con una evolución de nuestra conexión humana como pacientes y proveedores. Hay una curva de aprendizaje natural de la comprensión de estas nuevas dinámicas y preferencias tanto para los pacientes como para los proveedores. Mientras que algunos pueden estar ansiosos por participar virtualmente, otros pueden dudar o preferir las visitas en persona. Los proveedores tendrán que reunirse cada vez más con los pacientes donde se encuentren y adaptar los enfoques para que coincidan con cómo y cuándo un paciente desea recibir atención. Este cambio se apoya mejor en el acceso del proveedor a una visión longitudinal de la salud holística de un paciente, impulsada por una columna vertebral informática confiable que apoye la toma de decisiones y la colaboración seguras. El resultado para los pacientes es que están viendo a los proveedores en los puntos correctos a lo largo de su recorrido de atención médica.

Al venir a cada conversación, ya sea virtualmente o en persona, con una imagen completa de las interacciones de un paciente con los crecientes puntos de acceso de la atención médica, los proveedores de atención médica pueden mejorar tanto la participación del paciente como la confianza clínica y, lo que es más importante, ayudar a apoyar una mejor experiencia clínica y del paciente.

Implementación de soluciones interoperables y seguras

 

Si bien esta visión avanzada de la atención aguda y crónica está en el horizonte, las organizaciones necesitan infraestructuras sólidas de intercambio de datos y un estándar para que las tecnologías funcionen juntas en todas las plataformas y ubicaciones para tener éxito. El informe Future Health Index 2021 descubrió que dos de las mayores barreras para la adopción de tecnologías de salud digital fueron las dificultades con la gestión de datos (44%), y la falta de interoperabilidad y estándares de datos en todas las plataformas tecnológicas (37 %). El futuro de la atención virtual depende de soluciones seguras, independientes del proveedor y bien integradas, que conviertan datos dispares en información procesable.

Además, las organizaciones deben asegurarse de que cuentan con las infraestructuras adecuadas para proteger el flujo continuo de datos o arriesgarse a brechas críticas en la atención al paciente o incluso brechas de seguridad. Aprovechar las API abiertas y los estándares aprobados como IHE-HL7 puede ayudar a facilitar el intercambio de datos entre fuentes múltiples y proveedores en todo el continuo de atención, para que los proveedores de atención médica puedan brindar la atención adecuada en el momento adecuado con una fricción mínima. Al garantizar que las tecnologías sean interoperables entre plataformas y ubicaciones geográficas, los sistemas sanitarios pueden proteger mejor los datos que fluyen por todo su sistema y proporcionar una mayor seguridad contra ataques malintencionados. Los sistemas de salud necesitan un socio que adopte un enfoque proactivo para proteger la información de salud confidencial en todos los dispositivos, sistemas y entornos para que los administradores, los proveedores de atención médica y los pacientes tengan confianza en cómo se brinda la atención.

 

Los sistemas integrados y seguros son particularmente importantes en entornos de UCI. Por ejemplo, sin una columna vertebral sólida para una integración de datos sin problemas, los intensivistas y los médicos solo pueden ver lo que está sucediendo frente a ellos en lugar de tomar decisiones informadas basadas en una visión holística de la salud de un paciente. La atención remota para los pacientes en la UCI, conocida como tele-UCI, se basa en la captura continua de datos, la visualización avanzada de datos y el análisis predictivo para permitir la atención proactiva en lugar de reactiva, y para ayudar a detectar las tendencias de deterioro del paciente más rápido. 

 

El poder de las soluciones interoperables es mucho más que mejorar la cantidad de datos: también se trata de la calidad de los datos para alimentar la innovación futura. Al derribar las paredes de los datos en silos y agregar esos datos en lagos de información procesable del paciente, pueden abrirse las puertas a una mayor innovación, como la inteligencia artificial, para ayudar a avanzar en una toma de decisiones clínicas más segura.

 

Un sistema de salud construido para ser verdaderamente interoperable y seguro es un sistema de salud que apoya y asegura el recorrido sin problemas de un paciente a través de los entornos de atención médica, y es uno que puede evolucionar para satisfacer las necesidades cambiantes del mañana.

Soporte de escalabilidad a través de plataformas digitales de salud

 

Una pieza crítica del rompecabezas es permitir a los sistemas de salud la flexibilidad para implementar y explorar herramientas virtuales de manera gradual. Es por eso por lo que las organizaciones de atención médica recurren cada vez más a soluciones escalables basadas en la nube que no solo permiten una adopción más rápida y fácil de nuevas capacidades, sino que también crean un costo total de propiedad transparente.

Las estrategias de atención virtual no pueden ser un vendaje encima de las soluciones existentes o nuevas que funcionan en silos. Para tener éxito, los proveedores deben mirar hacia un enfoque de plataforma que conecte la atención en todos los entornos y esté equipado con aplicaciones especialmente creadas que se ajusten a sus necesidades únicas. Las plataformas en la nube no solo permiten innovaciones más rápidas, sino que también reducen la demanda de mantenimiento de TI, estandarizan los niveles de servicio y uso, y permiten a los proveedores escalar rápidamente según las necesidades. Con la inteligencia incorporada, los proveedores pueden obtener un mejor apoyo a la toma de decisiones clínicas.

En la misma línea, hemos visto que los modelos de software como servicio, como el monitoreo empresarial, un modelo predecible basado en el consumo que estandariza la tecnología de monitoreo de las empresas hospitalarias y ofrece los servicios clínicos y técnicos necesarios para mejorar su rendimiento y sus resultados, crecen en popularidad. Estos modelos pueden estandarizar y escalar el monitoreo de pacientes de manera rentable, lo que fue particularmente crítico durante COVID-19.

La atención virtual ha llegado para quedarse, pero tenemos trabajo por hacer

 

El uso de la atención virtual se disparó durante la pandemia de COVID-19 por necesidad, pero estas nuevas soluciones pueden ser mucho más que soluciones rápidas. Hacer espacio para una forma completamente nueva de brindar atención es un problema complejo. La solución reside en la informática inteligente que extiende la atención más allá de las paredes del hospital, garantizando la transferencia de datos sin problemas y segura, y equipando a las organizaciones con ecosistemas escalables y conectados. La atención virtual ha llegado para quedarse, pero se necesitarán esfuerzos concertados para volver a implementar estas soluciones como modelos de prestación de atención, para mejorar la coordinación de la atención para los pacientes.

Comparta en sus redes sociales

Temas

Autor

Roy Jakobs

Roy Jakobs

Chief Business Leader Connected Care

Roy Jakobs is Executive Vice President and Chief Business Leader for the Connected Care businesses of Royal Philips, effective January 28, 2020. He is also a member of the Executive Committee of Royal Philips. Connected Care comprises the Connected Care Informatics, Monitoring & Analytics, Population Health Management, Sleep & Respiratory Care and Therapeutic Care businesses. Prior to this, Roy led Philips’ Personal Health businesses.

Click here to read more on Roy Jakobs

Follow me on

Más noticias relacionadas

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.