Lactancia Materna: el Standard de Oro 

Si embarazarse y dar a luz, es toda una proeza para la madre, y sigue siendo un milagro para la Humanidad, sostener y criar ese recién nacido sigue siendo, en pleno siglo 21, un gran reto no sólo para la propia madre, sino para toda la familia que acoge al nuevo ser.

Por: Dr. Enrique Ruidiaz, especialista invitado  


La Lactancia Materna sigue siendo el Standard de Oro para la alimentación del recién nacido: produce en la madre la certeza de haber finalizado la maternidad y marca el inicio de una relación anhelada entre ella y su bebé. Le brinda los elementos nutritivos indispensables y en las cantidades adecuadas para el crecimiento en peso y talla, pero además, para el desarrollo de cerebro, corazón, tracto digestivo, pulmones y riñones, que jamás se lograría con ningún otro tipo de alimento o fórmula maternizada.


La Inmunidad eficiente y oportuna no tiene precio: la leche materna es un seguro de vida que garantiza la presencia de soldados o anticuerpos desde el primer Calostro (primera leche) tapizando el tracto digestivo, y activando la cascada inmunológica que sirve como primera línea de defensa y mecanismo de barrera contra las gérmenes que acosan al recién nacido. Este mecanismo de autodefensa se mantiene activo de manera eficiente durante los primeros 6 meses de vida, sostenido gracias a la lactancia materna. Además se sabe que disminuye  el riesgo de enfermedades propias de la infancia como diarreas y vómitos con deshidratación (Gastroenteritis), otitis media (Infecciones de Oído), malnutrición (Desnutrición y Obesidad). A largo plazo los bebés alimentados con leche materna son menos propensos en la edad adulta a la Diabetes y la Obesidad.

Información de contacto

* Este campo es requerido

Detalles de contacto

*
*
*

Detalles de la compañía

*
*
*
*
*
*
*

Detalles de la consulta

Al especificar su motivo de contacto podremos ofrecerle un mejor servicio.
*
*
*


Descubre todas nuestras soluciones para el cuidado de madres y niños en nuestro catálogo online

Innegable el ahorro,  en el presupuesto familiar, que genera la lactancia materna, ya que los costos de las fórmulas maternizadas, aunado a la Inflación, merman el presupuesto de "toda la familia" afectando necesidades básicas como nutrición, vivienda, salud y educación del resto de la familia.

Cuando los Estados, a través de sus Gobiernos, apoyen de manera directa y "EFECTIVA" los lineamientos ya existentes en los múltiples acuerdos internacionales, de los cuales nuestros países son signatarios; el apego a la Lactancia y  el sostén exclusivo de la misma durante al menos los 6 primeros meses de vida será una realidad. El ahorro en costos de Morbilidad Materno Infantil, generado a través de estas legislaciones, permitiría enfocar esos fondos en otras de las múltiples necesidades que afrontan nuestros países en desarrollo.
   


Desgraciadamente, aún factores intrínsecos al mismo entorno materno, impiden el desarrollo de una Lactancia Materna exitosa; estos son los conocidos mitos o tabúes como:

- En esta familia ninguna mujer ha tenido leche...

- Descanse el tiempo en que está en el hospital recuperándose del parto, porque de lo contrario estará cansada al llegar a casa, por lo que deje el bebé al cuidado de las enfermeras en el hospital...

- Como la madre no produce leche, al momento de nacer su bebé, compleméntelo con fórmula desde su nacimiento para que no se desnutra...

- Si toma solo pecho se le subirá peligrosamente el nivel de Bilirrubinas...

- Como no le sale suficiente, compleméntelo con Fórmula para que no se le baje el azúcar...

- Agréguele fórmula en la noche y verá que duerme bien llenito y no se despertará de noche...

 

Realmente somos NOSOTROS mismos, el personal de salud encargado directamente de liderar y guiar a los padres en este camino que inician junto a su nuevo bebé, quienes tenemos que estar "CONVENCIDOS" que la lactancia materna "EXCLUSIVA" es suficiente y adecuada para satisfacer las necesidades de todo lactante hasta los 6 meses de vida, que es cuando se complementa con Alimentos apropiados a su edad.

 

Mientras NOSOTROS (Médicos, Enfermeras, Técnicos y resto del personal de apoyo) no estemos educados y más que eso, CONVENCIDOS, cualquier Programa de Consenso Internacional no se hará efectivo.  Cabe pues, insistir en la necesidad,  de asegurar que el personal de salud y resto de las asociaciones que apoyan la lactancia materna desarrollen planes a corto y mediano plazo, apoyados por el Estado, para educar continuamente a través  del tiempo, no sólo a los padres sino a toda la familia, y sobre todo al personal de salud, quienes teniendo  el primer contacto con el recién nacido y la madre, tendrán en sus manos el éxito o el fracaso de la lactancia materna exclusiva desde el momento de nacer. 

 

Nota relacionada

Mejorar las tasas de inicio temprano de la lactancia materna es clave de éxito para una nutrición sostenible en América Latina. La sensibilización de proveedores y agentes de salud tanto en instituciones de atención primaria como en hospitales públicos y privados permitirá promover conversaciones sobre el tema con las futuras madres.

 

  • Tener una política/norma por escrito que se ponen en conocimiento del personal de rutina.
  • Capacitar a todo el personal de salud de la maternidad en las habilidades necesarias para implementar esta política.
  • Informar a todas las embarazadas acerca de los beneficios y el manejo de la lactancia.
  • Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora después del parto.
  • Mostrar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia aun en caso de separación de sus bebés.
  • No dar a los recién nacidos otro alimento o líquido que no sea leche materna no ser que este médicamente indicado.
  • Se practica el alojamiento conjunto—se permite que las madres permanezcan junto con sus bebés —24 horas al día.
  • Alentar la lactancia a demanda.
  • No damos biberones ni chupones o chupones de distracción a los bebés que están amamantando.
  • Auspiciar la formación de grupos de apoyo a la lactancia y referir a las madres a estos grupos a su alta del hospital.

Fuente: Extracto- Protección, Promoción y Apoyo a la Lactancia,

El Rol Especial de los Servicios de Maternidad, Declaración Conjunta de la WHO/UNICEF

http://www1.paho.org/hq/dmdocuments/2009/IHAN--Seccion-2-4-Hojas-Didacticas.pdf



Dr. Enrique Ruidiaz

Pediatra Neonatólogo

 

Especialista invitado a Conexión Salud.