La historia de Joe

Encabezado de la suite vascular

El equipo de respuesta a emergencias salva la vida de Joe

Una respuesta rápida salva la vida de Joe

Joe Moscato, un escritor técnico de Philips, era un sujeto que estaba en forma. Su rutina habitual era entrenar por dos horas en el gimnasio de la empresa.

 

Acababa de terminar de hacer ejercicio cuando sufrió un paro cardíaco repentino (PCR). Su corazón tuvo un mal funcionamiento eléctrico y necesitaba que se restableciera el ritmo cardíaco normal de inmediato.

 

Se llamó al Equipo de respuesta a emergencias (Emergency Response Team, ERT) de Philips.

 

La ayuda llega rápido

 

«Estaba sentada en una reunión de desarrollo de productos cuando recibí un mensaje notificándome que un colega estaba en problemas», recuerda Kate. Catherine Rochford, RN, es especialista en investigación clínica de Philips y miembro del ERT. «Vi que la víctima estaba en otro edificio, así que salí corriendo».

 

Cuando Kate llegó, vio a Joe tirado en el suelo. «Al acercarme, vi que el caballero estaba azul, inconsciente y no respiraba. Empezamos la RCP y en cuestión de segundos un miembro del ERT llegó con un DEA Philips HeartStart. Aplicamos con rapidez las almohadillas del DEA sobre el pecho del paciente. En ese momento, el DEA entró en modo de análisis e indicó “descarga eléctrica aconsejada”».

 

El equipo de ERT aplicó la descarga eléctrica y restableció el pulso de Joe. «Nuestro paciente aun no respondía, pero su corazón latía y respiraba por su cuenta», dijo Kate. Una ambulancia lo llevó al hospital.

 

Los DEA salvan vidas y los programas de ERT funcionan

 

Cuando Joe se reanimó, se sorprendió al enterarse de lo que le había sucedido.

«Cuando el cardiólogo entró y me explicó que había sufrido un paro cardíaco repentino (PCR) debido a la ruptura de una placa en una de mis arterias, quedé estupefacto. Nunca imaginé que sería candidato para algo como esto. Luego me dijo que yo era uno de los pocos que sobreviven casi sin daño cardíaco o cerebral. En ese momento, me di cuenta de lo afortunado que era de haber tenido el equipo de ERT de Philips y un DEA a mi lado ese día».

 

Kate está de acuerdo. «Joe estaba en muy buena forma. Al verlo, nunca sospecharía que tenía problemas cardíacos. Él es la prueba viviente de que un PCR puede sucederle a cualquiera en cualquier momento, que los DEA salvan vidas y que los programas de ERT funcionan».

 

Seth Bilazarian, MD., FACC, Cardiólogo Clínico e Intervencionista, Pentucket Medical Center, Haverhill, Massachusetts, conoció a Joe en urgencias esa tarde. «El hecho de que pudiera ser reanimado fue gracias, en gran medida, a su rápida desfibrilación. Esa fue realmente la diferencia para este paciente en particular con respecto a la mayoría de los pacientes que sufren una muerte súbita de origen cardíaco».

Joe de pie junto a un DEA, el dispositivo que le salvó la vida.
Joe de pie junto a un DEA, el dispositivo que le salvó la vida.
«El hecho de que pudiera ser reanimado fue gracias, en gran medida, a su rápida desfibrilación. Esa fue realmente la diferencia para este paciente en particular con respecto a la mayoría de los pacientes que sufren una muerte súbita de origen cardíaco».

–Seth Bilazarian, MD.

FACC, Cardiólogo Clínico e Intervencionista,

Pentucket Medical Center, Haverhill, MA

«Joe estaba en muy buena forma. Al verlo, nunca sospecharía que tenía problemas cardíacos. Él es la prueba viviente de que un PCR puede sucederle a cualquiera en cualquier momento, que los DEA salvan vidas y que los programas de ERT funcionan».

–Catherine Rochford, RN

Equipo de respuesta a emergencias de Philips Andover

«Fui uno de los pocos que sobrevivió casi sin daño cardíaco o cerebral».

–Joe Moscato

Escritor técnico en Philips

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.