Historias de vidas salvadas

Encabezado de Singen

Historias de éxito de sobrevivientes reales

Al conversar sobre el paro cardíaco repentino (PCR) y los desfibriladores externos automáticos (DEA), es fácil perderse en discusiones sobre la desfibrilación o en características, como QuickShock. Se comienza a pensar en un DEA como si fuera una caja de funciones eléctricas y un corazón como un órgano separado de un ser humano.

 

Pero un PCR no solo se trata del corazón y los DEA de cajas. Se trata de personas, personas reales. La conversación sobre el DEA es una conversación humana sobre individuos como usted, que pueden salvar una vida o ser salvados.

 

En esta página, reconocemos a las personas en las que los DEA tuvieron un impacto. Aplaudimos a los que usaron un DEA y celebramos a los que se salvaron. Recordamos que los DEA existen en realidad para ayudarnos unos a otros cuando más lo necesitamos.

DEA de Philips para ayudar a salvar personas

Información sobre los DEA

DEA de Philips para ayudar a salvar personas

¿Por qué Philips?

DEA de Philips para ayudar a salvar personas

Historias de vidas salvadas

Una respuesta rápida salva la vida de Joe

Así lucen los contenedores de los DEA

Joe Moscato, un escritor técnico de Philips, era un sujeto que estaba en forma. Su rutina habitual era entrenar por dos horas en el gimnasio de la empresa.

 

Acababa de terminar de hacer ejercicio cuando sufrió un paro cardíaco repentino (PCR). Su corazón tuvo un mal funcionamiento eléctrico y necesitaba que se restableciera el ritmo cardíaco normal de inmediato.

Julia necesitaba algo más que RCP

Pareja feliz

Recuperándose de lo que ella creía que era una gripe fuerte, Julia Sims, residente de Greensboro, Carolina del Norte, se sentó en la cama y le aseguró a su marido que estaría bien. Incluso insistió en que fuera a su juego de golf.

 

«Me di la vuelta para poner mis zapatos en el armario», dijo Jeff Sims, el esposo de Julia. «Cuando me di la vuelta otra vez, Julia estaba sentada en la cama con la cabeza hacia abajo. Caminé y le levanté suavemente la cabeza. Fue entonces cuando supe que algo andaba terriblemente mal»."

Un amigo que actuó rápido salvó la vida de Linday

Salvar vidas al actuar rápido

Una mañana de primavera en abril, Lindsay Hayden, de 19 años, se desplomó en su salón de clases. Su corazón latía 220 veces por minuto, dos o tres veces la frecuencia normal.

 

Corría un grave peligro.

Una crisis junto a la piscina con un final muy feliz

Crisis evitada al lado de la piscina

Matt McKenna, era un adolescente de 15 años muy atlético. Acababa de regresar de un campamento intensivo de verano de lacrosse y estaba haciendo volteretas en un trampolín cuando su madre, Wendy, notó que algo estaba mal.

 

Matt estaba de rodillas, doblado y con la cabeza casi tocando el suelo. Cuando Wendy corrió hacia él y comenzó a sacudirlo, no respondió. Estaba azul porque no estaba recibiendo oxígeno.

Encuentre más información sobre los productos y las soluciones de DEA

  •  
    HeartStart HS1 DEA

    HeartStart HS1  

    • Orientación paso a paso de tal manera que usted sepa qué hacer
    • Listo para utilizarlo cuando usted lo necesite
    • Instrucciones que se adaptan a su ritmo
    M5066A
  •  
    HeartStart Desfibrilador externo automatizado

    HeartStart FRx

    • Construido para ambientes resistentes
    • Se puede utilizar fácilmente en recién nacidos y niños
    • Bajo mantenimiento para estar listo cuando usted lo necesite
    861304
Icono de soporte del Hub de DEA

Asistencia

Encontrará información en los manuales del usuario,

la capacitación del producto, las garantías y más.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.